DMZ

Dicen que el saqueo de tumbas no es bueno, y más tratándose de “cadáveres” que dejaron de respirar hace muchos años, pero hay algunas bandas, como DMZ, que han desafiado al tiempo, a las modas y tendencias, y su música lejos de perderse en el olvido se ha alzado como ganadora, y al final el tiempo les ha dado la razón, esa misma música se ha quedado pegada en las entrañas de mucha gente para convertirse en inmortal.

Hablar de DMZ equivale a hablar de música “garage”. Estridentes guitarras salidas del mismísimo infierno, alaridos que te trasportan a la edad de piedra y violentas baterías son la base del sonido “garage”, un sonido ebrio y visceral inspirado en el Rock and Roll más rudimentario y primitivo.

DMZ es la historia de un grupo de 5 chavales de Boston surgido en 1975 a los que la música de garage cambió sus vidas, y más en concreto la recopilación Nuggets de 1972 ideada por Lenny Kaye, que reunía en sus surcos enérgicas bandas de los 60 de vida efímera, pero de gran influencia con el tiempo. Estos grupos de adolescentes suplían sus limitaciones técnicas con grandes dosis de entusiasmo y diversión; breves canciones que sabían ir al grano a base de repetitivos y simples secuencias de acordes. Count Five, Standells, Remains, 13th Floor Elevators, Chocolate Watch Band o Sonics fueron algunos protagonistas, plantaron su semilla en la historia de la música, y de esa semilla nacieron sus hijos bastardos, monstruos de 2 cabezas que escupían fuego de sus amplificadores generando una música tóxica y mal encarada, pero siempre fiel a la esencia y espíritu minimalista de sus padres. Stooges, MC5 y más tarde New York Dolls o DMZ fueron algunas de las bestezuelas.


DMZ en aquellos días de mediados y finales de los 70, pasaron completamente desapercibidos y finalmente se separaron en 1978, pero antes grabaron un fabuloso EP (BOMP!, 1977) que contenía una soberbia versión del clásico “You’re gonna miss me” de los Elevators, más 3 canciones de cosecha propia.

Más adelante publicaron su único disco grande, de título DMZ (Sire, 1978) y constituye un auténtico clásico de la época, y una pieza imprescindible para entender el Punk y su relación íntima y directa con el garage de los 60. Las dos guitarras pulverizan los altavoces y su energía estática te posee por una inexplicable fuerza muy lejana de la paz interior, cuando suena “Destroyer” el mismo demonio se aloja en tú cuerpo y no hay sitio alguno donde esconderse.

El primitivo sonido de la batería propulsa al grupo hacia otros planetas, mundos comunes repletos de música Surf y Rock and Roll del noroeste del Pacífico a punto de saltar en mil pedazos.

Jeff Conolly, alias “Monoman”, cantante, teclista y frontman del grupo, se abre camino entre los decibelios con sus alaridos tan cercanos a los Sonics como al Iggy Pop más cerril.

DMZ es una genuina banda de Punk, inspirada en el garage de los 60 pero también beben del Rock and Roll más clásico de los años 50, aunque pasado por un filtro más acelerado pero con un respeto absoluto hacia los creadores, por poner un ejemplo, es algo así como preparar gazpacho con un ingrediente extra a base de tabasco en abundancia. “Mighty Idy”, “Baby Boom” o “Do not enter” dan buena prueba de ello.

Como casi siempre ocurre, cuando algo se adelanta a su época se suele ir al garete, con DMZ no fue diferente, el disco fue un fracaso estrepitoso y en 1978 el grupo se disolvió. Al poco tiempo Jeff Conolly formó The Lyres, y el resto de componentes tocaron con bandas diversas como The Cars, Yo La Tengo, Barrence Whitfield o Modern Lovers, y grupos abanderados del revival garagero de la categoría de los Cynics, Nomads o Devil Dogs son fervientes admiradores de la increíble música que generaron DMZ.

Anuncios

6 comentarios to “DMZ”

  1. Jose Maria E Says:

    Espin eres un erudito.

  2. Pepo Says:

    que va, que va… solo es poner un poco de ganas y pasión por el Rock and Roll, sin olvidarnos de la valiosa información que nos proporciona internet.un saludo Chema!!!

  3. Oscarkotj Says:

    Grande, Pepo, tras leerte he salido a buscar sus discos entre mis estantes y volver a sacudir esos clasicos en mi cabeza.No lo dejes, chavalUn abrazoOscar

  4. Pepo Says:

    Oscar, se de tú admiración por Lyres y DMZ y me alegro que este pequeño artículo te anime a desempolvar sus discos. Por aquí se intenta propagar de alguna manera, y en la medida de las posibilidades, el Rock and Roll en sus diferentes variantes y estilos.un abrazo

  5. DIVISIÓN ROBER Says:

    Acabo de leer esta información sobre este grupo, y la verdad que nunca me canso de descubrir grupos y más grupos, sean de garage, psicodelia, psychos, progresivos, folk… Vamos, buena explicación de este grupo que tengo que descubrir.Empecé en su día descubriendo a grupos como Os Mutantes. Los Saicos, The Sonics… Y bueno, si miro entre toda la cantidad de músicas en mi discografía, tengo música de aquí hasta el final de mis días.En fin, un placer pasar por tu espacio.

  6. Pepo Says:

    Rober:La verdad que uno no se cansa de descubrir nuevas bandas, unas veces conocidas, otras más oscuras, de Garage, Punk, Folk, Soul, Rock and Roll clásico… infinidad de variantes girando alrededor del Blues y estilos aledaños. ¿Quién dijo que el Rock and Roll es un estilo limitado? Es un auténtico modo de ver la vida a través de un prisma repleto de notas y sonidos maravillosos.Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: