Dogs, "Differet"

¡Los Dogs eran fantásticos! Desde 1973 hasta el 2002, año de la muerte de Dominique Laboubée, no pararon de hacer giras ni de sacar discos maravillosos. Eran de Francia, pero al carajo con las fronteras, el buen Rock and Roll está en todas partes. ¿Como resistirse a la discografía de estos muchachos? No hay camino posible para no caer rendido.

“Different”, su primer trabajo de 1979, sigue sonando de maravilla, una auténtica patada en el culo de energía, vitalidad y primorosa insolencia elaborada a base de una dieta estricta de Flamin’ Groovies, Velvet Underground, Byrds o Buddy Holly, sin olvidar al siempre reivindicable Peter Perrett, dandy maldito superviviente a mil pinchazos de hipodérmica. Y como no, aunque en 1979 el Punk era casi historia, en “Different” se aprecia la deuda de Sex Pistols, en su desgarradora crudeza, pero pasada por un tamiz más Rhythm and Blues y Pop.

“Different” siempre será uno de mis discos favoritos, trece canciones perfectas, breves, intensas, que hablan más allá de un sonido o una producción. Nada de modas, ni apariencias, solo tres chavales que aman la música, no hay mensaje ni conclusiones, tan solo ese nervio, esa manera de tocar y cantar, y sobre todo esas canciones, segunda piel de magullado corazón de Rock and Roll.

Suena “A different me”, tan próxima al Pop de los 60 como al Punk o al Rock and Roll clásico, y automáticamente se eleva el espíritu. “Words” con esa armónica, desbordante pasión y guiño a la Velvet, la convierten en favorita. Sus raíces Soul y Rhythm and Blues las inmortalizan en las eternas “Fortune teller” y “Nobody but me”, pero encuadrándolas en su sonido propio. “I’m real” es otro pelotazo con un gran riff escuela Bo Diddley, propulsado por el Punk más infeccioso. “Stranger than me”, delicada y enérgica, les sitúa en la primera liga del Power-Pop y adelanta lo que harían después los maravillosos Barracudas. Y luego se cuela “(I’m gonna learn to) live with it”, otra joya más, donde la unión de Buddy Holly y Only Ones no es mera casualidad. Por si fueran pocos clásicos en un solo disco, ahí están “Terminal state” (otra debilidad), “The Greatest gift” o la final, y más relajada, “Sally’s eyes”. Intachable de principio a fin.

Esta entrada va dedicada a Oscar, porque le gusta el grupo, y sobre todo por ser una fuente de inagotables descubrimientos.

Anuncios

3 comentarios to “Dogs, "Differet"”

  1. Oscarkotj Says:

    Pepo.Un millon de gracias Maestro.

  2. 61 y 49 Says:

    Pues quizás con la primera línea ya has explicado perfectamente todo.Este mismo mes, en el Sótano de radio 3 le han dedicado un programa entero. Como no podía ser de otra forma, lo ha llamado "Demasiada clase para el vecindario". Yo siempre esperaba que no se refirieran a nosotros.Larga vida a los perros. Saludos.http://www.rtve.es/mediateca/audios/20101014/the-dogs-demasiada-clase-para-vecindario-sotano/902765.shtml

  3. Pepo Says:

    Muchas gracias por el enlace, me apetece mucho escuchar un programa monográfico de esta gran banda… Y tú si que tienes clase 61 y 49!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: