Nick Lowe

El próximo viernes 16 actúa Nick Lowe en Madrid, y seguro que será un gran día. Desde hace tiempo por aquí a este hombre se le aprecia, y mucho, y muchos son los discos, grupos propios y ajenos (en calidad de productor) con los que se ha involucrado a lo largo del los años. Desde finales de los 60 Lowe ha ido escalando las más altas cimas de la música Pop. Brinsley Schwarz definió a principios de los 70 el Pub Rock a golpe de cerveza y fabulosas canciones, y seguro que el viernes cae algún clásico como “Peace, love and understanding”, y nos emocionaremos. Tras pasar página a los Brinsleys en 1975, Nick Lowe se lanza a su carrera en solitario con discos tan fundamentales como “Jesus of cool”, “Pure Pop for now people” o “Labour of lust”, y quizás el viernes suene la escalofriante “Marie Provost”, o “So it goes” que fue la primera canción que escuché suya (gracias a un tío grande como Tomi), que aún sigue bombeando emoción; o también puede que asome en el repertorio “Little Hitler” o “Without love”, y fijo que cae su gran éxito “Cruel to be kind” tan delicioso como si sonara en el tocadiscos de casa por primera vez. Son tantos temas maravillosos que uno cuenta los minutos para la cita del viernes con impaciencia.

Paralelamente a su trayectoria en solitario, y aprovechando su banda de acompañamiento de los 70, el super grupo formado por el también fenomenal Dave Edmunds, Nick Lowe protagoniza con Rockpile, desde mi punto de vista, uno de los momentos definitivos del Rock and Roll de vieja escuela, combinado las sensibles melodías heredadas de sus “hermanos mayores” de los años 60, con un desbordante Rock de sabor clásico que surca a su libre albedrío músicas llenas de vitalidad, con una crisol de sonidos que recupera los buenos momentos y aleja las penas. Solo editaron un disco (“Seconds of pleasure”), pero suficiente para convertirse en un favorito personal, del que quizás Nick Lowe toque el viernes “Heart” o “When i write a book”.

En cuanto a su situación actual, se puede decir que Nick Lowe a sus sesenta y pico goza de una situación artística envidiable, quizás no tan vibrante como en los viejos tiempos de los 70, pero sí en cambio más madura y relajada, pero nunca acomodada. Cada nuevo disco es como una ráfaga de frescura capaz de emocionar, un viaje de placer seguro hacia la música Pop en todas sus acepciones, ya sea ejerciendo de Crooner, o probándose ese inmaculado traje de música Soul que le queda tan bien, sin renunciar al preciosismo de la canción Country, y siempre con esa voz cálida capaz de emocionar a todo aquél que esté dispuesto a escuchar su música con el corazón, y no como simple sonido de fondo. Sea como fuere, el viernes 16 va a ser un día especial en el calendario del casi agotado 2011, y es que con toda probabilidad será el concierto del año.

Anuncios

2 comentarios to “Nick Lowe”

  1. 61 y 49 Says:

    Me pareció un concierto sublime (ni siquiera esa cosa que hacen llamar sala de conciertos me lo estropeó).Hubiera perdido algún órgano importante del cuerpo por ver alguna vez a Brinsley Schwarz, pero viendo a Nick Lowe me he dado cuenta de como envejecer con el estilo y la dignidad que muchos otros músicos no rozarían ni por asomo.Un abrazo.

  2. Pepo Says:

    Para mi, sin ninguna duda, el concierto del año. público, sonido y repertorio perfectos… y además con puntualidad casi británica. Te queremos Nick. Te queremos garageland!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: