Kool & the Gang, "Spirit of the Boogie"


Corren malos tiempos para nosotros, pobres ciudadanos de a pie. Todo parece pudrirse por momentos, las noticias son un erial de necrológicas de los derechos sociales, y los derechos humanos parecen ser una vulgar alucinación que se ven pisoteados por una obstinada sed de poder y ambición de unos pocos que alimenta nuestro desengaño, miedo y desconfianza, y nos presenta un no-futuro desolador e incierto, donde el rico lo será aún más, y al resto no nos dejarán ni las migajas.

Entre las nauseas y escalofríos que vivimos, es cuando más sentido tienen los discos que gritan y las canciones que muerden, pero esto no quita para concedernos una pequeña tregua, en esta ocasión un armisticio de música Funk alumbrado desde la costa este de New Jersey por Kool & the Gang. Surgidos a finales de los 60, Kool & the Gang, partiendo de sus orígenes en el Jazz, supieron ensamblar su música con desbordantes metales, sincopados ritmos funkies, e incluso el coqueteo de sus fantasías de música disco, arma de doble filo, les llevó a dar lo mejor de si mismos, pero con el tiempo enterró a la banda en un anodino ataúd de música sintética asimilada por la industria, cuyo discurso, por desgracia, han mantenido hasta ahora.

En 1975 ve la luz “Spirit of the Boogie”, un rompedor disco, para el que escribe a la altura de los mejores disfraces funkies de James Brown, The Meters, Funkadelic o Sly & the Family Stone, todos ellos visionarios de la música de los 70, que para bien o para mal cambiaron su curso, re-inventando sus raíces de Soul, Gospel, Rhythm and Blues, o como el caso de Kool & the Gang, Jazz; pero al mismo tiempo, su hedonismo y megalomanía les llevó a un histriónico callejón sin salida habitado por sintetizadores y “loops” de música disco, deglutidos por la fauna que poblaba las discotecas, y que a medio plazo hirió de muerte al Rock and Roll durante la década de los 80.

“Spirit of the Boogie” forma un crisol multicolor de música negra con ese brillo propio de los discos que vibran en cada latido y ensanchan sus matices a cada escucha. Empieza imparable con el trío de ases que forman “Spirit of the boogie”, “Ride the rhythm” y “Jungle jazz”, golpeando duro como una apisonadora que conduce una potente sección de vientos con saxos, trompetas o trombones; incluso la flauta que suena en “Jungle jazz” (reivindicado por Tarantino) provoca un incendio en el cuerpo, reviviendo las raíces de lejanos ancestros, revisadas en el presente e impulsadas hacia el futuro. “Spirit of the Boogie” a pesar de ser de 1975, suena extraordinariamente moderno, y como los buenos discos, es un trabajo del momento en que se escucha. La criatura continúa con “Cosmic energy”, un sensual medio tiempo arropado por bonitos coros, de nuevo los vientos presentes, pero más fieles al Jazz de terciopelo y en unas coordenadas similares al Marvin Gaye de “Let’s get it on”. El resto de los temas son intachables, incluso el casi irritante virtuosismo de “Winter sadness” sale victorioso. Pero aquí el triunfo se basa en el ritmo; como ellos mismos se definen, son “científicos del sonido” que hacen una música alocada para unir a las personas, deslizándose por el tobogán de la diversión que aleja las penas y ayuda a aliviar los dolores del día a día. “Spirit of the Boogie” es tan solo un disco y no hace milagros, pero está muy cerca.

“Spirit of the Boogie”

Anuncios

Una respuesta to “Kool & the Gang, "Spirit of the Boogie"”

  1. maria Says:

    No solo el disco esta bueno , sino la nota que aporta , el Autobus magico .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: