Archive for the ‘Australia’ Category

VVAA, "Do the Pop: Australian Garage-Rock sound 1976-87"

enero 2, 2012

El sonido hecho en Australia significa mucho más que típicos grupos como Bee Gees, The Easybeats, o los siempre necesarios AC/DC, todos ellos excelentes y profetas en su tierra, pero si buceamos un poco más, también tuvo lugar otra escena alternativa cuyos grupos protagonistas fueron artífices de los cimientos de un sonido único y sin domesticar, que desde mediados de los setenta hasta finales de los ochenta tomaron la tierra de los canguros a ritmo de aplastantes riffs y nítidas melodías por igual, y asombraron a una legión de fieles fans de todo el mundo.

La base de estas bandas australianas se asentaba en una insana obsesión por el impactante sonido de Detroit de finales de los 60, mirándose en el espejo de Iggy and the Stooges por un lado, pero por otro prestando atención a las tintineantes melodías Pop de The Byrds, el Garage-Punk de los 60, el Rock and Roll clásico de Creedence Clearwater Revival, y los Flamin’ Groovies como nexo de unión entre el Rock de alto voltaje y la perfecta canción Pop. Tampoco se olvidaron de lo que estaba sucediendo en el Nueva York de los 70, aquella explosión que iniciaron the New York Dolls, y continuaron Ramones, Johnny Thunders and The Heartbreakers, Richard Hell o Television.

Casi ninguno de estos anómalos grupos llegaron a despuntar comercialmente, y tampoco fueron muy comprendidos en su época. Por ejemplo The Saints, que se desenvolvieron en la escena Punk de los 70, a partir de su segundo disco, sus arreglos de Soul desconcertaron a los hijos del imperdible, y rápido les dieron la espalda. Posteriormente, con el advenimiento del “Grunge” en los 90 y la “invasión” escandinava de principios de los 2000, la escena “Aussie” de los 70’s y 80’s obtuvo algo más de reconocimiento, no así en la época actual, donde las efímeras modas dictan tendencias bastante alejadas de la intensidad de los australianos, quedando relegados a simple anécdota de su tiempo; craso error.

El caso es que en el 2002, salía un doble CD que recopilaba casi lo más grande que circuló en Australia durante el período 1976-1987, y supone un documento histórico que resume un trozo fundamental de flamígero Rock and Roll hecho en un continente aislado del resto del mundo, pero con unos grupos que fueron capaces de asimilar sus influencias musicales de forma única, que forjaron su propia personalidad con una columna vertebral repleta de grandes canciones. “Do the Pop” (así se llama el CD) recoge 50 temas hechos por distintos grupos, muchos inclasificables, pero todos ellos unidos bajo el denominador común de un sonido “garage” muy personal y lejos de tópicas tendencias revivalistas. El disco en su conjunto constituye una unidad que capta el espíritu y sonido de una época irrepetible, cuyas bandas estaban más por la música que por la pasta, y se las podía encontrar tocando en cualquier garito de ciudades como Sydney, Perth, Brisbane o Melbourne, creando su personal escena “Pub-Rock”, pero mucho más anfetamínica.

En “Do the Pop” se puede encontrar clásicos conocidos como The Saints, donde no puede faltar la cortante “I’m stranded”, himno PUNK con mayúsculas; o los necesarios Radio Birdman, enérgicos, elegantes y siempre únicos, gracias a temas como “Crying sun”, favorito personal, melódico y rítmico. Los incombustibles Hoodoo Gurus atacan con “Be my guru” repleta de distorsión pasada por fuzz. Y como no, tampoco podían faltar The Scientists como representantes del sonido “aussie”, ya sea en sus orígenes más Power-Pop (“Last night”), o su evolución posterior a un sonido más pantanoso y denso, como es el caso de “Swampland” con sus riffs y duelos de guitarras asesinas. Lime Spiders desfilan con su garage clásico deudor de Sonics y Alice Cooper, y con “Slave girl” alcanzan cotas record de bestialidad. The Fun Things asoman la cabeza con “Savage”, una auténtica declaración de principios rockeros del vive deprisa sin importar las consecuencias. The Sunnyboys sacan el lado más folk-rock, pero sin perder de vista las enérgicas guitarras, al igual que la maravillosa saga formada por Stems o Someloves, unida por Dom Mariani, artesano de canciones no valorado lo suficiente. Pero jamás se completaría el rompecabezas del Rock and Roll australiano sin Rob Younger, para mí el auténtico catalizador del sonido, ya sea como productor o integrante de un puñado de grandes bandas como los imprescindibles The New Christs, que su obra constituye un auténtico libro abierto de Garage y Punk de autor, como bien prueba “Like a curse”, desde mi punto de vista uno de los mejores temas australianos de todos los tiempos.

Hoodoo Gurus

julio 5, 2011

Continuando donde lo dejamos en la anterior entrada, Hoodoo Gurus son la evolución lógica de The Victims, aunque estos tiraban más hacia el Punk americano, cierto es que en sus temas ya se podía apreciar una fuerte carga melódica, corregida y aumentada en el siguiente proyecto de Dave Faulkner y compañía, Le Hoodoo Gurus, o simplemente Hoodoo Gurus a partir de 1981, fecha de publicación de su primer single.

Hoodoo Gurus son una banda a la que siempre he tenido gran respeto; hace muchos años un gran amigo me descubrió al grupo gracias a una canción incluida en una vieja cinta recopilatoria (que aún conservo con gran cariño). Desde la pletina sonaba un ritmo saltarín que recordaba el dulce balanceo de la Motown, e instantes después explotaba en un insistente estribillo que gritaba “I want you back”, toda una declaración de principios Pop, mezclada con contundentes zarpazos de Garage Psicodélico y Hard Rock, que te recordaban que estabas vivo.

Desde entonces los discos de Hoodoo Gurus han formado una especie de referente en mi universo musical, y acudo a ellos de forma periódica, y aunque quizás no se puedan comparar a clásicos rompedores tipo “Pet Sounds”, “Blonde on Blonde” o “Forever Changes”, los discos de los Gurus, con sus aciertos y errores, son una auténtica delicia que inevitablemente atrapan tus sentidos a base de buenas canciones, y disco a disco han conseguido reafirmarse y hacerse con una voz propia, un memorable corta y pega de Cramps, Beatles, Flamin Groovies, Pretty Things, Bo Diddley, sus compatriotas Scientists, Big Star, y un sin fin de gigantes que gracias a ellos hacen este mundo más divertido.

Los Hoodoo Gurus con sus canciones nos dejan claro que se puede conciliar música para todos los públicos, de esa que gusta a casi todos y además vende, con una calidad incuestionable, pero sin perder la identidad artística. En el pasado ya lo consiguieron los Beatles o Fats Domino, por poner dos ejemplos de incalculable valor musical y social, y en la actualidad pienso en la deliciosa última película de Woody Allen, que podría estar en coordenadas similares pero trasladadas al cine.

Con el paso del tiempo a los Hoodoo Gurus nos les ha ido nada mal. Aunque creo que merecen mucho más éxito, han sido reconocidos en su país de origen (Australia) con premios, éxitos moderados, actuaciones multitudinarias, e incluso han arrimado el hocico de la fama a Estados Unidos, Inglaterra o Brasil. De todas formas gracias a ese discreto éxito aún se les puede ver por aquí en salas de mediano aforo, como por ejemplo el año pasado en el escenario de un pueblecito de Cantabria donde ofrecieron un concierto inolvidable, con un Brad Shepherd pletórico y recién recuperado de un cáncer.

Los Gurus a lo largo de 30 años han ido creciendo y haciéndose con una discografía intachable. Si bien unas veces han estado más atinados que otras, recapitulando algunos de sus trabajos, no tienen disco malo, y en cada uno asoman perlas de Pop de toda la vida, unas veces más suaves, otras más rockeras; prueban distintos estilos y géneros, da igual Psicodelia, Garage, Punk, Rhythm and Blues, Country o una de esas canciones Pop que hacen escapar lagrimones, siempre llevan la canción a su terreno con incuestionable solvencia, y lo mejor de todo es que aún siguen en activo sin bajar la guardia y son capaces de ofrecernos sus brillantes canciones, esperemos que por mucho tiempo.

Espero que disfrutéis “Waking up tired”, además siempre me ha hecho mucha gracia este vídeo

The Victims, "Television Addict"

marzo 25, 2011

The Victims fueron una efímera banda de Perth, Australia, que operaron entre 1977 y 1979, en pleno huracán del movimiento Punk y por extensión del Rock and Roll australiano, formado por numerosas bandas con una forma de entender la música tan peculiar como acertada, siempre con ese lenguaje sónico que les sitúa en la frontera del Detroit Rock y el Punk de Nueva York, sin olvidarse de las melodías de los añorados 60 en su vertiente más cruda y garajera.

The Victims nacieron de las cenizas de un grupo llamado The Geeks, donde tocaban James Baker y Rudof V. Mención aparte merece James Baker, batería poseído por los demonios del Punk y Garage, que formó parte en la génesis de grupos como The Scientists, The Hoodoo Gurus o The Beasts of Bourbon, todos de gran calado en este blog. El tercer miembro en discordia es Dave Faulkner, quizás no muy conocido por el nombre, pero si hablamos de los antes citados Hoodoo Gurus quizás suene algo más. Por cierto, da gusto ver que los Gurus gozan de buena salud, aún capaces de publicar excelentes discos y ofrecer intensos conciertos.

En su momento The Victims grabaron unicamente tres singles hijos de su tiempo, con sabor a Sex Pistols, Modern Lovers, Ramones o Heartbreakers. Con apenas 20 años, sus limitaciones técnicas las suplían con entusiasmo, agallas y energía, pero sobre todo con excelentes temas que aún siguen sonando en las catacumbas del Underground australiano. “Television Addict” es su tema más conocido gracias a versiones que han hecho grupos como Hellacopters o los japoneses Teengenerate, pero sobre todo en el año 2002 fue incluido en el recopilatorio “Do the Pop!”, mayúsculo doble CD que recoge lo mejor del período australiano 76 – 87.

“Television Addict” no se anda con florituras, va directo al grano, desde el primer segundo suenan las guitarras fuertes, insistentes y cercanas, como una potente descarga que penetra en el organismo pero te hace sentir bien, con esa voz descarada y expresiva, vocalizando cada frase sin pelos en la lengua, como si mañana se acabase el mundo.

“Leí las noticia el otro día
Sobre un niño que tiró
Salió y disparó a alguien
Al igual que en la serie Kojak

El sonido es perfecto, amateur, como una herida en carne viva, de intensa y adictiva fuerza bruta, que esta vez no habla de amor, ni de cambiar el mundo, habla del día a día, con toda esa violencia que se cuela en los hogares a través de los rayos catódicos de la televisión, que nos promete evasión y diversión a raudales, pero lo único que ofrece son estúpidos debates y “talk shows” con vocación para sacar las entrañas de todo el que se ponga a tiro y generar agresividad.

“Los abogados dijeron que el chico estaba enfermo
Culparon a la calificación de su delito
Dijeron que mucho sexo y demasiada violencia
La caja tonta echó a perder su mente tonta

Suenan los insistentes coros: “Adicto a la televisión, adicto a la televisión, adicto a la televisión …”, la canción transcurre inmutable, nerviosa y cortante como una cuchilla; forjada del mejor material del que está hecho el auténtico Rock and Roll: palpitante batería, urgente y venenoso “riff” de guitarra y una excelente letra tan vigente en 1978 (fecha de edición del tema) como en el presente 2011.

“Tú y yo pasamos nuestro tiempo
En frente de esta ventana al mundo
El hecho de estar viendo a Dinah Shore
No significa que necesite una operación de cirugía
No significa que mi mente se haya invertido
No significa nada

Aunque en el fondo la culpa de nuestras miserias no es de la tele, ni de los bancos, ni de los gobiernos, sino de nosotros mismos, habitantes de un mundo cada vez más enfermo que va demasiado deprisa, en una carrera humana donde todo vale, cada uno quiere llegar el primero para conseguir éxito, dinero y posición, sin importar pisar al débil, y en el medio la televisión, sedante de manipulación colectiva para calmar el vacío interior.

The Victims se separaron en 1979 para abrir la puerta a proyectos más importantes por parte de sus integrantes, pero este “Television Addict” quedará para la posteridad.


A %d blogueros les gusta esto: