Archive for the ‘Suecia/USA’ Category

The Solution

enero 7, 2010

Ann Harbor (Michigan) fue una de las cunas del Proto Punk que vio nacer a los seminales Stooges, pero también a los Rationals, banda de Garage surgida en 1964 liderada por Scott Morgan, personaje básico que ayudó a modelar el “sonido Detroit”, desde su privilegiada posición de guitarrista y dotado cantante, al frente de los citados Rationals primero, y años después de la Sonic’s Rendezvous Band, tremendo super grupo que resumía un modo de entender el Rock gracias al portentoso muro de guitarras elaborado por Scott Morgan y Fred Smith, sin olvidar la musculosa sección rítmica de Gary Ramussen (bajo) y Scott Asheton (batería).

Hacia 1980 la Rendezvous Band se separa y Scott Morgan vaga por pequeñas salas. Está visto que el incendiario Rock and Roll no estaba en su mejor momento de popularidad, pero en 1993 unos chavales suecos ponen la escena rockera patas arriba. Se llaman Hellacopters y los cimientos de su música se asientan en los pilares básicos del “High Energy” (MC5, Stooges y Sonic’s Rendezvous Band). En definitiva, es un buen momento para reivindicar a un olvidado Scott Morgan, y aprovechando el tirón escandinavo así lo hace Nicke Royale de los Hellacopters y forman The Hydromatics, todo un retorno al proteico sonido de la Rendezvous Band. Hay un problema, los Hellacopters tienen una apretada agenda de conciertos y Nicke abandona The Hydromatics para centrarse en su grupo principal, pero como veremos más adelante, aquí no termina la conexión Morgan-Royale.

A Scott Morgan el Rock and Roll de alto voltaje le sienta muy bien, pero también se siente cómodo con el Soul y Blues, estilos que ha mamado desde crío, y es capaz de interpretar con convicción gracias a su poderosa voz. Por otro lado, Nicke Royale se siente tan atraído por el Punk como por el Death Metal (Entombed es otro de sus grupos), y al igual que Morgan, es un gran admirador de la música negra. Fruto de estas buenas vibraciones musicales en el 2003 nace otro proyecto conjunto de clásica inspiración Soul llamado The Solution. Los dos Otis (Redding y Clay), Johnny Taylor, Wilson Pickett, Sam Cooke, Don Covay, Ike and Tina o las producciones de Swamp Dogg son algunos de sus referentes, y esta vez Morgan y Royale guardan las guitarras afiladas, y en su lugar lucen elegantes trajes y una flamante nueva banda con todos los detalles del mejor Soul: completa sección de vientos, toques de vibráfono, órgano Hammond, piano, percusiones, grupo de chicas, y como no, Nicke Royale a la batería y Scott Morgan como guitarrista y cantante, con su voz de oro capaz de transmitir la intensidad de la mejor música Soul.

The Solution hasta el momento llevan publicados un par de LP’s: “Communicate!” (2004) y “Will not be televised” (2007). A pesar de ser un grupo paralelo creado para dar rienda suelta a su pasión por el Soul, parece como si llevaran tocando esta música toda su vida, la química es asombrosa, y aunque el estudio de grabación está en el frío Estocolmo y no en Memphis o Alabama, los discos suenan de maravilla; Nicke los produce y sin duda entiende el género y sabe lo que se trae entre manos. Por otra parte The Solution no se limitan al simple ejercicio de estilo, tienen su propio sello y aportan composiciones originales de gran nivel.

“Communicate!” del 2004 es un debut inmejorable. De principio a fin la banda vuela libre, se siente cómoda y suena natural. En total diez temas propios y tan solo un par de versiones de Curtis Mayfield y Tony Joe White (¡bien!) sin desperdicio. La inicial “Get on back” es una fiesta donde la potente batería marca la pauta, entra la voz principal y al momento la canción explota en un fuego cruzado de piano, sección de vientos y coros. “I have to quit” es otra maravilla con la guitarra trazando sencillos pero efectivos dibujos mientras la voz de Scott Morgan suena indomable y tierna a la vez. “My mojo ain’t workin’ no more” es mi favorita, uno de esos medios tiempos como los que ya no se hacen; de nuevo coros, vientos, guitarra, piano se aprecian por si solos y forman un “todo” al servicio de la canción. “Would you change your mind” no baja el nivel, y demuestra que el Soul es puro sentimiento, pero también música para bailar. “Phoenix” y sobre todo la excepcional “Soulmover” representan el lado más incendiario de la banda, genuino Rock and Soul al más puro estilo Mitch Rider and The Detroit Wheels, con mayor protagonismo de las guitarras pero sin abandonar los metales y coros característicos.

The Solution después de “Communicate!” ofrecen algunos conciertos en Suecia e Inglaterrra, pero cada miembro de la banda tiene que atender sus obligaciones. Nicke Royale al frente de Hellacopters y Scott Morgan con Hydromatics (sin Royale) y Powertrane. The Solution están en estado de hibernación, hasta que en el 2007 despiertan con un segundo trabajo, “Will not be televised”. Al igual que “Communicate!” el nuevo disco es una pequeña maravilla, la banda es prácticamente la misma, también produce Royale e incluso está grabado en el mismo estudio de grabación (en Estocolmo). Dentro de la preciosa portada de “Will not be televised” se esconden once temas, pero esta vez con más versiones y menos originales. Quizás los temas propios no sean tan convincentes como en “Communicate!”, pero tampoco decepcionan (“Happiness” es una delicia), aunque se echa un poco en falta el enérgico Rock and Soul del debut. Suena “Hijacki’ love”, y solo esta pieza justifica la compra del disco, un viejo tema de Johnny Taylor que Scott Morgan interpreta con la maestría habitual donde suena una enigmática guitarra “wah wah” que atraviesa la canción como si de una penetrante descarga eléctrica se tratara. Tremenda también es la versión que se marcan de “Heavy makes you happy” de Staple Singers, con Morgan compartiendo voz principal con Linn Segolson (corista de la banda), como si de la gran Mavis Staples se tratara.

Y hasta aquí llega la historia de The Solution, que esperemos que continúe por mucho tiempo, aunque sea de forma intermitente. Con esto de la creciente popularidad del “revival Soul”, quizás exista la esperanza de que la banda salga de gira y les podamos ver por aquí. Aunque mucho me temo que para pagar a una banda de trece músicos, tendrían que vender muchas entradas, en un local amplio y a un precio poco popular, pero quién sabe… De todos modos siempre nos quedará Scott Morgan, que por suerte suele visitarnos con relativa frecuencia.

La memorable “My mojo ain’t working no more”:


A %d blogueros les gusta esto: